Reserva

Servicios

  El Centro de Concentración y Curación con Plantas Medicinales “Ojo de Luna”, fue abierto el año 2013 a orillas de la hermosa laguna Santa María, en la amazonía central del Perú, cerca de Pucallpa. Funciona bajo la dirección y protección espiritual del curandero Wagner Rengifo Paredes, quien posee más de 20 años de experiencia.


   En “Ojo de Luna”, vivimos en torno al estudio y el ejercicio de la medicina vegetal amazónica y nuestro centro está concebido para recibir a personas de diferentes partes del mundo, que

deseen curarse, investigar y aprender con las plantas y árboles medicinales de la amazonía peruana. Desarrollamos una medicina enraizada en las tradiciones indígenas de este territorio y buscamos también compartir con personas de otras tradiciones y disciplinas que busquen el bienestar y la sabiduría para las personas.

 

   Bienvenidos al centro de concentración y sanación con plantas medicinales Ojo de Luna. Un lugar ecológicamente amigable para descansar y sanar cuerpo, corazón, mente y espíritu, en la tranquilidad de la selva peruana.

Contactanos

Nos gustaría saber de tí

Whatsapp:

(+56) 997794944
(+51) 959620886

Dirección:

 

 Laguna de Santa María, Santa Rosa de Masisea, Pucallpa, Perú. 

Siguenos en Facebook

  • centro ojo de luna facebook

Siguenos en Instagram

Francisca Vargas R,
Psicóloga y Ayurverde

Creo que una de las mejores decisiones que he tomado es haber ido de Ojo de Luna, sin duda hay un antes y un después en mi vida luego de la experiencia vivida allá.

He tenido la oportunidad de viajar bastante, pero ese lugar es único. Pude desconectarme 100% de los estímulos artificiales y conectarme con la naturaleza. Levantarme naturalmente con la salida del sol y dejar que mi organismo se sincronice con los tiempos de la tierra, es una restauración de la energía vital muy profunda. Estuve siempre acompañada por los terapeutas del centro y me orientaron asertivamente en mi aprendizaje.  Daniel es muy profesional, su recorrido académico y disciplina en el estudio de las plantas lo convierten en un guía cercano con respuestas agudas y claras. Solucioné temas en los que llevaba años de psicoterapia formal trabajando, cambié mi manera de enfrentar el trabajo y las relaciones, y de esto se ha visto favorecido todo mi entorno. Estoy muy agradecida del centro.  

Raquel Peñaloza,

Instructora de yoga

Fui a Ojo de Luna buscando sanación espiritual. Y fue precisamente lo que encontré, aunque de una manera más profunda de la que imaginaba. El trabajo que realizan con los pacientes trasciende al que acostumbramos con la medicina convencional, porque el curandero se dedica de lleno y con mucho cuidado a nuestros procesos. No solo te guía en la vigilia, también en el sueño. No solo reza por en ti en las ceremonias, sino día a día. Me alegra haber encontrado un lugar en el se puede confiar plenamente y donde uno mismo asume también un rol activo en nuestra búsqueda espiritual, en el que cada tratamiento con plantas te va empoderando.

Lilian Acuña,

Artista visionaria

 Transitar por una dieta vegetalista de la mano de Raquel, Wagner, Daniel y Valeria es un tesoro que perdurará en mi corazón hasta el infinito. El proceso de la dieta es transformador y profundo, pues las plantas, en su ancestral sabiduría, guardan sublimes enseñanzas que poquito a poco te van revelando a través de éste tratamiento. 
Entregarme a este procedimiento ha sido uno de los más grandes regalos que me he dado, he conocido verdades trascendentales y misterios insondables de mi propia naturaleza. Algunas veces, así como la vida, "dietar" no se hace fácil, se requiere voluntad y paciencia, pero la recompensa es simplemente pura medicina para el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu.
Agradecimiento y amor es lo que siento cada día por la gente y por las experiencias habitadas en el Centro Ojo de Luna.