Ceremonias de ayahuasca.

      La ayahuasca es un brebaje, hecho a partir de una soga trepadora de la selva y las hojas del arbusto chacruna.

 

    Es una medicina de limpieza y visión, de amor, de perdón, de conexión, utilizada hace miles de años por los pueblos que han habitado la zona de la amazonía, y que forma parte de una antiquísima tradición de sabiduría espiritual y medicinal sud – americana. El aislamiento geográfico de esta zona, ha mantenido dicha tradición prácticamente intacta desde la antigüedad hasta nuestros días, lo que no ha ocurrido con otras tradiciones espirituales o religiosas, que han sido influenciadas por la cultura o paradigmas imperantes.

¿Qué es?

      Se le conoce tradicionalmente en la selva como “la purga”, pues limpia el estómago y los intestinos, la sangre y el cuerpo en general, muchas veces contaminado por la gran cantidad de productos químicos dañinos, aditivos y preservantes presentes en los alimentos que consumimos, que muchas veces “sin darnos cuenta”.

 

   Es una medicina “cálida”, por lo que es de ayuda en enfermedades asociadas al frío como resfriados y reumatismos.

 

   La ayahuasca también limpia y centra la mente, las emociones, el sentir, proceso conocido como concentración. 

Efectos

        Dependiendo de la persona, su preparación para la ceremonia y su capacidad de concentración, otorgará visión sobre el pasado, futuro y su camino personal. Es por esto que personas de todo el mundo, vienen a la selva en su busca, pues permite una intima conexión con lo más profundo de su ser y niveles espirituales o de conciencia más elevados (no ordinarios).

      Cabe hacer la distinción, que a diferencia de las conocidas borracheras del alcohol, en que se pierde muchas veces la voluntad y el dominio de uno mismo, generando muchas veces “lagunas mentales”, este proceso es totalmente conciente, se recuerdan los aprendizajes y sólo queda de uno llevarlos a la práctica en lo cotidiano.

      A sus efectos se le conocen como “la mareación”, y duran aproximadamente cuatro horas, y no representa ningún peligro para la salud. La pueden tomar personas de distintas edades, dependiendo de la fortaleza y estado del cuerpo de cada quien.

efectos

Contraindicaciones

No se recomienda consumirla durante el embarazo o los seis primeros meses de lactancia. En el caso de los pacientes en estados muy avanzados de enfermedad, estos no consumen ayahuasca, mas están presentes en la ceremonias realizadas durante su estadía para recibir energía y cura. Aunque no consuman, muchas veces reportan tener visiones o acceder a niveles no ordinarios de conciencia, por el sólo hecho de estar presentes. Tampoco se recomienda tomar dosis altas en personas que sufran de hipertensión. El consumo de fármacos alópatas, debe suspenderse un par de días antes de la ceremonia, por posibles efectos colaterales molestos.

Para la preparación de la medicina, se necesita aproximadamente un mes de trabajo. Primero, es necesario abrir camino en la selva hasta el lugar en que se encuentra; cortarla y transportarla.

 

Una vez obtenida, se machaca para luego cocinarla por varios días, para finalmente refinarla.

 

Es de vital importancia, que sea preparada por alguien que este limpiando su cuerpo, dietando alguna medicina natural, lo que implica además comer alimentos sin sal, azúcar, aceite ni aliños. De esta manera toda la energía de la dieta, queda también en la medicina.

preparación

La ceremonia, es una reunión entre el maestro curandero y los pacientes, donde se consume no más de 40 cc. Del preparado. Se vivencia el proceso de mareación, guiado por icaros o cantos ceremoiales. Durante el trabajo, cada paciente es soplado con tabaco mapacho para su protección espiritual y guía. Las ceremonias, se realizan en una habitación especialmente preparada para estos fines (Maloca ceremonial), que es un espacio diseñado para estos fines y resguardado energéticamente. Comienzan aproximandamente a las ocho de la noche y se extienden hasta el amanecer.

Durante la ceremonia, es un buen momento para diagnosticar enfermedades y comenzar un tratamiento de dieta vegetalista o alópata, y para obtener curación y aprendizaje sobre uno mismo y sus procesos. 

ceremonia 

   Para la ceremonia es necesario hacer antes una preparación del cuerpo, una dieta, en que no se consumirá azúcar industrial ni sal, así como alimentos industriales (conservas, alimentos envasados) y frituras, pues se relacionan con mayores nauseas y molestias estomacales durante la ceremonia. Además se abstendrán del consumo de alcohol y relaciones sexuales, pues disminuyen la energía de la persona a la hora de interactuar con la medicina (sueño, pereza, malestar físico). Así también, esta prohibido durante este proceso, el consumo de carnes rojas y sobre todo de cerdo, pues estas últimas tienen efectos adversos muy potentes.

 

   Durante su estadía en Ojo de Luna, se recomienda a los visitantes hacer al menos tres tomas de ayahuasca, en un plazo que puede variar entre una semana y quince días, dependiendo de la persona, su intención, estadía y tratamiento.

preparación previa